dijous, 31 de juliol de 2008

X-Files: Creer es la clave

Seis años después de finalizar una de las series más destacadas de la televisión, Chris Carter retoma a sus personajes para la película X-Files: Creer es la clave.

Realmente no sé si había algún motivo para hacerlo. Y, por lo visto, los fanáticos de la serie han quedado más decepcionados que nadie. Se obvian todas las subtramas de la invasión extraterrestre y su infiltración en el FBI. Seguramente para hacer más accesible la película al público que no ha visto la serie. Y ese es el gran error del film, querer gustar al público ajeno a la serie a costa de fastidiar a los seguidores.

La película se deja ver, es un capítulo largo, correcto. Pero no pasa de ser buen telefilm de un domingo por la tarde-noche. Una investigación policíaca con tintes fantásticos. Y un argumento que se basa en el espíritu primario de la serie: Mulder cree en lo fantástico y Scully en lo racional. Así toda la película mantiene la duda sobre si lo que ocurre tiene algo de paranormal o no. Y, finalmente, será el espectador que escoja lo que quiera. Los Mulders creerán que el cura es un psíquico y los Scullys no.

Posiblemente haya sido el dinero lo que haya motivado una nueva película de de Expediente X, pero creo que es mejor contentar al público real de la serie que no al ficticio potencial. Supongo que Fox también quería creer como Mulder en que había un público más allá de la serie para contentar. Si lo hay, no encontraron la fórmula adecuada.

Lluís Alba