dijous, 12 de gener de 2012

La redada



La segunda película que dirige Rose Bosch, centra su mirada en un episodio histórico de Francia durante la ocupación nazi. Un hecho conocido como La redada que da nombre al título de esta película, y que muestra dos caras bien distintas de la población francesa. Por un lado, la humillación de ver como los franceses colaboraron en el exterminio de más de 10.000 judíos, pero también como otro número parecido fue salvado del fúnebre destino.

La única novedad que aporta la película a la habitual recreación histórica de la segunda guerra mundial, es la narración de un hecho menos conocido para el público general. Pese a que toda la acción transcurre en Francia, los escenarios no dejan de ser similares al resto de películas que han mostrado la opresión nazi sobre los judíos. Correcto film académico en el que se enfatiza la opresión judía para tener una mayor afinidad con el espectador, al mismo tiempo que se evita cualquier elemento explícitamente sangriento, para no dañar los sentimientos de los judíos.

Para el aficionado al cine histórico, y más concretamente al de la Segunda guerra mundial, tiene un episodio más para coleccionar en su particular galería. A pesar que como obra fílmica no aporte nada nuevo, a excepción de cuatro escenas de la vida cotidiana de Adolf Hitler, ejemplificando que con la misma naturalidad con la que vivía con su familia, también dirigía un genocidio.

Lluís Alba