dissabte, 2 de febrer de 2008

Monstruoso

Parece que este 1 de febrero debía ser el día de J.J. Abrams. Coincidencia o no, se estrenaba en España Monstruoso y se podía descargar el primer capítulo de la nueva temporada de Perdidos.

La película no engaña desde el principio, ya te indican que vamos a ver las imágenes de una cámara encontrada en lo que antes se conocía como Central Park. Por lo que toda la película es como si la viéramos con una sola cámara rodada en mano. Lo que para muchos supone mareo y agobio, pero para otros un punto de vista diferente de ver películas. Evidentemente es algo tramposo, pues si alguien tiene que pasar por lo mismo que pasan los protagonistas dudo que aguantase tanto tiempo con la cámara al hombro.

Pero estéticamente funciona, y podemos seguir en primera persona cómo sería el ataque de una especie de Godzilla en Manhattan. Crea mayor realismo, y más cuando hay escenas calcadas a las que vimos durante el 11-S, con la gente huyendo de los escombros por las calles de Nueva York. Incluso vemos el Empire State derrumbándose tal y como lo hicieron las Torres Gemelas. Parece que ya se ha abierto la veda y se puede volver a hacer películas que destrocen Nueva York. Incluso mejor, ahora se tiene la documentación real de cómo pasaría un desastre semejante, lo que puede llegarnos a pensar si el ataque del 11-S no fue provocado por algún productor de cine buscando documentación realista.

Aunque la película narra el ataque de un monstruo a Manhattan, la historia se centra más en los personajes protagonistas y en una relación amorosa del protagonista que sirve como hilo conductor para todo lo que hacen durante la peli. Además entre algunas secuencias se nos insertan planos de lo que había debajo de la cinta, grabado un mes antes. Una forma original de mostrar flashbacks (algo que le gusta a Abrams, como sabrá todo fan de Perdidos).

La idea de empezar la película con una fiesta con varios colegas, mostrándonos normalidad, para seguidamente ver como esto cambia a secuencias de acción, es habitual en J.J. Abrams, como podemos ver en Alias (y en su adaptación inconfesa al cine Misión Imposible III).

En definitiva, la película funciona, mantiene la tensión durante todo el metraje, nos sugiere más que nos muestra. Homenajea a los Aliens de James Cameron, a la fotografía del marino besando a la enfermera de Alfred Eisenstaedt, incluso al Godzilla de Emmerich. Incluso de manera indirecta también homenajea a Perdidos: podemos seguir la película en diversos foros de internet para comentar varios planos que pasan desapercibidos a primera vista. Como algo que pasa en segundo plano en la última secuencia de la película.

Lamento haber obviado al director, Matt Reeves, pero esta película tiene tanta personalidad de J.J. Abrams que empequeñece inmerecidamente al resto de personas implicadas. Iba a ser dirigida por el propio Abrams, pero no pudo al implicarse en la nueva película de Star Trek. Seguramente el proyecto más dificil que ha tenido hasta la fecha por tener que contentar a las hordas de trekkies.

Lluís Alba