dijous, 14 de gener de 2010

Sherlock Holmes

Los casos de Robert Downey Jr. y Guy Ritchie tienen cierto paralelismo. Ambos poseían carreras de éxito hasta que fueron apartados por las drogas en el primer caso y Madonna (por lo visto igual de perjudicial) en el segundo. Por suerte ambos pudieron dejar sus respectivas adicciones y reemprendieron sus carreras hasta juntarse en una adaptación a los tiempos actuales de Sherlock Holmes.

Un personaje adaptado cientos de veces en múltiples formatos y variantes. Ha conocido películas basadas en sus novelas, películas que imaginan sobre su juventud (El secreto de la Pirámide), series de televisión, series de animación (comandada por Hayao Miyazaki) o versiones libres (House). Esta vez tocaba hacer una versión comercial, todo un blockbuster para llenar los cines de personas y palomitas.

Lo mejor que se puede decir del Sherlock Holmes de Ritchie es que cumple con creces sus pretensiones. Entretiene desde el minuto 0. Si no se es ser muy purista ni con el personaje ni con el buen cine de Ritchie, es una de esas películas en las que se disfruta durante sus más de dos horas. Cierto que contiene algunos momentos tontos habituales del cine comercial: escenas resueltas sin mucha lógica para mayor gloria del espectáculo y una explicación final de todo lo que hemos visto para que nadie se vaya del cine sin entender el argumento (no vaya a ser que alguien deba hacer un esfuerzo para pensar y se quede en estado catatónico).

No conozco el original literario, pero me choca ver algunas variaciones respecto a las adaptaciones más conocidas como son las películas de Basil Rathbone o las teleseries británicas. Tanto el aspecto físico de Roberd Downey Jr. como el de Jude Law dista mucho de los cánones habituales de los dos personajes. Ni Sherlock Holmes tiene una figura estilizada y una nariz aguileña, ni Watson es un señor mayor bajito o regordete. Aunque ambos están bien, Rober Downey Jr. (con un más que convincente acento británico) se siente como pez en el agua con cualquier personaje que le toque interpretar, y Sherlock Holmes no resulta una excepeción.

Lluís Alba

1 comentari:

Anònim ha dit...

pues fijate tu, que pensaba yo que esta seria la tipica peli rollo de efectos y accion, quizas vaya a verla!!!