dijous, 13 de maig de 2010

Un ciudadano ejemplar

Esta película puede ser despreciable para muchos. Un thriller con mensaje fascista tiene todos los números para ser repudiado fácilmente. Pero si dejamos a un lado ese mensaje, estamos ante un thriller que sabe mantener el interés con sus giros argumentales. Hasta un final abruptamente resuelto, que solo mirado desde el escepticismo (necesario ante un guión imposible) puede llegar a satisfacer ligeramente.

Lastimosamente el personaje principal de la película, una mezcla entre Hannibal Lecter, Charles Bronson y Jigsaw, debería haber caído en manos de un actor más solvente. Gerard Butler no es capaz de matizar la riqueza interpretativa que precisaba este personaje. Y el bajón interpretativo se hace más evidente si lo comparamos con su compañero de reparto, Jamie Foxx. Como siempre está a un alto nivel, sin importar de que película se trate.

Supongo que el mensaje del film, tendrá mucho más calado en los EEUU, donde todavía existe la pena de muerte en la mayoría de sus estados. Una película que se convierte en un panfleto más para reforzar a los partidarios de la pena máxima. Desde España se puede ver con el distanciamiento necesario para disfrutar de un thriller entretenido, ya que los partidarios de la pena de muerte son una minoría…

Lluís Alba