dijous, 10 de juny de 2010

Kick-ass

Mark Millar inició este proyecto con la idea de realizar un cómic y una adaptación cinematográfica simultáneamente. Una buena idea de marketing. El único problema es que el cine mainstream necesita mucho tiempo de preparación y, cuando empezó a gestarse la película, no se habían escrito los últimos números del cómic.

De ahí a que tengamos un inicio bastante fiel y un final muy distinto a la obra original, que acaba desvirtuando ideas básicas del cómic: la motivación de Big Daddy para ser un superhéroe y la idea realista de que un chico mediocre nunca acaba junto a su enamorada del instituto. Por lo que, curiosamente, el cómic acaba siendo una historia mucho más real que la que vemos en el cine.

Eso sí, la película por sí misma es disfrutable en casi toda su totalidad. Los actores adolescentes (o pre-adolescentes) dibujan mucho mejor los personajes que sus sosías adultos. A excepción de Mark Strong, a quién ya podemos ir quitándole la coletilla de “ese tío que se parece a Andy Garcia”. Aaron Johnson se convierte en un perfecto candidato a la futura película de Spider-man. Y, con 13 años, Chloe Moretz (Hit-girl) tiene la experiencia necesaria para no tomarse demasiado en serio su papel y salir airosa como una actriz veterana. Podríamos apuntarla en la lista de actrices que despuntaron desde bien pequeñas: Natalie Portman, Anna Paquin, Abigail Breslin o Ellen Page.

A pesar de sus defectos: un metraje demasiado largo que le hace perder bastante el ritmo y de ese final impostado de cara a la galería. Por lo menos no estamos ante la aberración de Wanted, que también adaptaba un cómic de Mark Millar. Y, para los aficionados al cómic, siempre nos quedará el recuerdo de haber visto en pantalla grande unas animaciones creadas a partir de los dibujos de John Romita Jr.

El éxito de la película ha sido el suficiente para que se esté gestando una segunda parte. Como mínimo, parte de un inicio mejor: no estará Nicolas Cage.

Lluís Alba

2 comentaris:

Anònim ha dit...

Sabías que en EEUU existen estos "superhéroes" sin poderes que intentan hacer justicia donde las autoridades no llegan? (o no quieren llegar). Saludos y suerte el próximo sábado. Un abrazo. Dani.

Zumbarte ha dit...

Los llaman Vigilantes (así, escrito en castellano).