dilluns, 27 d’agost de 2007

HAIR HIGH (TUPÉ)


Por fin se edita en España una película de Bill Plympton en DVD.
Autor de muchos cortos y varias películas. Tiene la característica de dibujar personalmente toda la película, y controlar personalmente las ediciones de sus trabajos, por lo que es difícil encontrarlas fuera de EEUU. Así que vanagloriémonos de este acontecimiento, y si alguien encuentra Hair High en alguna estantería perdida de una tienda, que no dude en comprarla, porque probablemente no la vuelva a ver nunca.

La misma recomendación para cualquier estreno en cine de este hombre, apenas dura una semana en cartelera (y hablo de una “gran” ciudad como Barcelona –eso sí, alguien tuvo la brillante idea de emitir en la televisión del metro sus cortos de 25 maneras para dejar de fumar-).

A causa de la dificultad de ver sus trabajos, sólo he podido ver Me casé con un extraño en la única semana que estuvo de estreno. También pude comprar y leer el cómic (story-board hecho por él mismo) de la película Mutant Aliens, su único pase en Sitges hizo imposible acceder a la sala a todo aquel que no comprara las entradas anticipadas la primera hora que salieron a la venta o conociera profundamente a Álex Gorina, Ángel Sala o al director de turno.

Hair high viene a ser una mezcla entre Grease y Carrie, pasada por todo el loco mundo de Bill Plympton. Su trazo tembloroso inconfundible (causado por el dibujo a mano de todo el film), sus perspectivas hiperexageradas, sus escenas divertidamente gore, las figuras caricaturizadas hasta el extremo. No deja de sorprender una escena tras otra.

Entre las secuencias surrealisticogores destacaría una en la que el profesor de ciencias Snerz (con la voz prestada de David Carradine) empieza a toser en clase y saca todos sus órganos por la boca, y sólo los conocimientos de anatomía del protagonista, Stud, hace que le salve la vida reintroduciendo en orden por la boca desde el intestino delgado hasta el corazón.

Por poner alguna pega, podría decirse que divaga un poco, incluso encontramos alguna secuencia que por sí sola es divertida o interesante, pero que no tiene nada que ver con la película. Lo que hace perder la concentración en alguna parte del film.

Pero por encima de todo prevalece la gran imaginación, patente en toda su obra. Tanto argumental como formalmente. Algo que sólo puede plasmarse en dibujos animados, y usa todos los recursos disponibles del medio para que podamos disfrutarlo. Vamos saltando de una secuencia a otra pasando por escenas oníricas, sean de la imaginación de alguno de los protagonistas o directamente plasmada por la propia de Plympton.

Aunque comercialmente no alcance el nivel de otros dibujantes, sí se puede comprobar que se valora su trabajo y aporten voces actores como el mencionado David Carradine, su hermano Keith, Delmort Mulroney, Ed Begley jr. (el rubio doctor de St. Elsewhere, conocida por los catalanes como A cor obert) y compañeros de profesión cómo Matt Groening.

Verlo en la web zumbarte.com
zumbarte.com