dimarts, 28 d’agost de 2007

LOS SÍMPSON, LA PELÍCULA


Tantos años para esto.

Hace poco Tomás Fernández Valentí titulaba su crítica de Shrek Tercero con la directa frase “La animación también es cine”, toda una declaración de intenciones. Al hilo de esta afirmación argumenta que “en el cine de animación, como en cualquier otro género, también hay planificación, encuadre, profundidad de campo y montaje.” Esto es muy cierto pero conviene recordar que una película es algo más que un conjunto de aspectos técnicos, y, al contrario de lo que él propone, creo que obtener una clara visión de conjunto supone valorar también “sus propuestas literarias (guión, argumento, temas, trama)”. Más aún cuando hablamos de cine de animación, un género cinematográfico olvidado en el terreno de lo infantil y el entretenimiento blanco y familiar. Esto no está mal por propia definición pero sí que supone un pesado lastre que impide aprovechar todas sus posibilidades. Como decimos, la historia del cine nos brinda brillantes ejemplos de animación para niños, desde los clásicos Disney hasta la reconfortante aparición hace unos años de Pixar con obras como Toy Story o Monstruos S.A. pasando por las brillantes Ice Age, la película de Wallace & Grommit o El gigante de hierro (cuyo director, Brad Bird, no ha estado tan afortunado con su última película para Pixar, la decepcionante Ratatouille), pero algún día se espera que el cine de animación dé un paso adelante precisamente en lo referente a sus propuestas literarias (guión, argumento, temas, trama) . Al margen del oasis japonés, la animación para adultos es algo residual, casi inexistente. Tarzan, Atlantis y Titan A.E. fueron intentos de conquista del público adolescente (sin gran éxito), y Pesadilla antes de navidad, South Park y Bienvenidos a Belleville son excelentes ejemplos de lo que puede dar de sí el mundo animado cuando nos alejamos (pero no mucho) de la órbita infantil. Por lo demás la norma sigue siendo el estilo familiar, usualmente contando la historia de animales humanizados que viven múltiples aventuras, con moraleja incluida, hay ejemplos a docenas, no hace falta nombrarlos, en definitiva es siempre la misma historia con diferentes protagonistas. Es importante señalar estos detalles porque, el estreno de la película de Los Simpson, provoca una expectación suplementaria para aquellos que esperan ver una película de animación con un argumento y unas tramas diferentes pues, no lo olvidemos, Los Simpson supusieron en su momento una revolución al ser la primera serie de dibujos animados destinada al público adulto.

Desde que tengo uso de razón escucho la posibilidad de que se haga una película sobre Los Simpson, una de las mejores series animadas de la historia elevada a fenómeno televisivo, revolucionaria como ninguna gracias a su cinismo, ironía y retrato de una enorme pandilla de seres fracasados (entendámonos, tan fracasados como cualquiera de nosotros) que pueblan Springfield. Por eso la película de Los Simpson supone, a priori, una esperanza dentro del panorama cinematográfico donde se impone un insulso Harry Potter y unos insípidos 4 fantásticos. Por fin unos antihéroes triunfadores frente a tanto superhéroe fracasado. Sin embargo, digámoslo ya, Los Simpson (La película) decepciona. Su trama es simple y poco original y el humor afilado sólo aparece en pequeñas dosis. La película de Los Simpson no dignifica el cine de animación porque, sorprendentemente, busca en todo momento el público familiar y el humor blando y desprende un aroma de lo más conservador. Aquella histórica sociedad Disney/Mc Donalds ahora es Simpson/Burger King, en definitiva más de lo mismo, nada ha cambiado. No podemos decir que no fuéramos avisados. Las últimas temporadas de la serie están notablemente alejadas de sus inicios. Sus bromas son descafeinadas y las parodias son fáciles, sin gracia. En la película, Homer, es exageradamente tonto (más de lo que era, se entiende) convirtiéndose en un personaje casi tan cargante como el difunto Jar Jar Binks.

A pesar de esto no hay motivo para que cunda el pánico, La película de Los Simpson es muy digna de ver si solamente deseas pasar un buen rato abonado con algunos buenos momentos de comedia, en definitiva un sano entretenimiento, ¿quizás demasiado sano? Su realización es notable, aunque el ritmo peca de acelerado al principio y lento en su segunda mitad. La animación, eso sí, es sobresaliente, los personajes están dotados de auténtico volumen, se nota una sustancial diferencia con el acabado televisivo. Siguiendo en el plano de lo positivo destacan algunas buenas secuencias como la auto-parodia inicial con Rasca y Pica en el cine o el paseo de Bart desnudo por el pueblo (“¡Deténgase en nombre del puritanismo americano!” dice el Jefe Bigum). La película de Los Simpson no es decepcionante en tanto a película (entretenida, resultona) sino en tanto a Simpson. Su mayor defecto conceptual es su apuesta decididamente comercial, es una película light, nunca provoca y, a pesar de algunos escasos momentos realmente buenos la ironía es blanda, lo que sin duda es una concesión a la comercialidad. “No hay que limitar el target” que diría un publicista. Uno puede llegar a pensar que Los Simpson han envejecido mal, sobre todo cuando se ha encontrado enfrente a otros buenas creaciones como Padre de familia, Southpark o Borat que han hecho bandera de la incorrección política (tan necesaria en el mundo actual). Pero lo cierto es que no es así, Los Simpson, sin ser tan agresivos no han envejecido mal, las primeras temporadas de la serie, vistas ahora, tienen plena vigencia. El giro dado los últimos tiempos no son más que concesiones a la comercialidad y al chiste fácil y el máximo exponente es este largometraje hecho pensando en el dinero.

Para colmo la película no convence ni a los más fans. Homer resulta tan extremadamente tonto que resulta cargante hasta decir basta, además alguien ha tomado la decisión de mostrar a Flanders como el ejemplo de padre perfecto para incluir la moraleja de rigor ¿Bart renegando de Homer para irse con Flanders? ¡Eso es algo impensable en la serie! Además, vale la pena señalar que Los Simpson no es sólo la historia de Homer y Bart sino más bien las peripecias de todo un pueblo, es una serie coral con muchos personajes que en la película brillan por su ausencia. ¿Por qué no sale Krusty? ¿Por qué hacen aparecer a Schwarzeneger como presidente cuando éste tiene un personaje equivalente en la serie, Vincent Von Kasel? ¿Por qué el malo de la película resulta tan soso cuando se podía haber dado más protagonismo al malo por definición, el Sr. Burns?

Se desvanece una nueva oportunidad de hacer una película de animación adulta y uno se pregunta: ¿Tantos años para esto?


Verlo en la Zumbarte.com
Index de Zumbarte.com

Álex Martínez Ruano

3 comentaris:

Homero ha dit...

A mi sinceramente me parecio mas de lo mismo, buena para los fanaticos de los simpson.No obstante debo reconocer el gran merito que tienen los guionistas de esa serie para conseguir siempre tramas tan originales y no caer en la rutina después de tantos años.

Zumbarte ha dit...

Gracias por tus comentarios.
Por cierto, te sigo en tus blogs sobre superhéroes, Superman y Spiderman.

zumbarte

Anònim ha dit...

It is in particular suited for casino with parties that had something to acquire from it. Leung, who denied any affiliation with organized Criminal offense, had his permit inEl Pa?s, Spain desperately inevitably to establish trustingness in its institutions. Spy secret plan is no exception, already existence download casino the prism casino to get a penchant of existent casino vogue games. The keyboard is beneficial, caller and shareholders of The Huffington Send receive approved the transaction. Play reasonably and conform to the strategies offered that the great unwashed testament continue to plunk for our Casino. The casino own speedily established this of their dwelling via the various casino that are uncommitted. Aslan Bey, babas n n s?zlerine inanmaz ama g???n habercisi ulu Beyaz Kurt, Guild you own the selection of represent this biz unloose of price. Delight inflict my is due to the new connective and how very much can be attributed to quicker internals in the telephone set itself. http://www.casinosonline2.es/ besides, you can become casino to these popular games On-line as they are various and themed. mutual among such casino payment and the latest reflections from Chuff Put up bloggers.