diumenge, 25 de novembre de 2007

[·REC]

Desde que vi Darkness me sentí tan estafado que me negué a ver jamás una película de Jaume Balagueró. Y en estos tiempos en el que hay una sobredosis de películas de terror ni Frágiles, ni su telefilm Para entrar a vivir, creaban la suficiente expectativa para pensar que me estaba perdiendo algo imperdonable en la industria del cine de terror. Y sobre Paco Plaza no tengo nada que decir, pues esta es su primera película que veo.

Así cuando se anunció el estreno de REC en Sitges no tuve ningún motivo para ir a verla. Pero todos los comentarios, de aficionados y críticos, surgidos tras su pase en Sitges han creado una espectativa cada vez mayor y esperaba con ansia su estreno.

Así que la diferencia entre los que la vieron en Sitges y los que la hemos visto después radica entre la sorpresa de los que no saben que van a ver y los que esperamos ver una de las películas más revolucionarias del cine. Por lo tanto, vi una buena película, pero seguramente la hubiera gozado y vanagloriado más de haberla visto antes de que se hablara de ella.

No es que la idea de la película sea algo original, pero sí que resulta efectiva para crear la atmósfera claustrofóbica y barata de producir. Ya se hizo algo parecido en su momento con El proyecto de la bruja de Blair, y recientemente tenemos dos películas más que se aproximan a esta manera de presentar la película: Redacted y El diario de los muertos de George A. Romero.

No son películas iguales, pues REC sólo utiliza una cámara, mientras que las otras dos mezclan todo tipo de cámaras para reflejar el momento en el que vivimos en el que casi todo el rato estamos rodeados de cámaras, sean de seguridad, digitales, móviles etc... (que diría George Orwell si supiera que El gran hermano somos nosotros mismos). Pero dejo de divagar, pues este no es el tema de REC.

REC principalmente es una película de terror, aunque pueda haber cierta crítica a los programas de telerrealidad. Ofreciéndonos a una presentadora a la que odiamos desde el inicio. También puede verse en los momentos más cotidianos de la película en la que conocemos a los vecinos de la escalera, en la que van contando sus interioridades a la cámara, algo que parece una mezcla de El diario de Patricia y Escenas de matrimonio. Ofreciéndonos unos variopintos vecinos, desde Chinos, Argentino, Colombiana. (Curiosamente los chinos hablan en su idioma entre ellos, mientras que los catalanes lo hacen en castellano. Los productores deben creer que si hablarán en catalán asustarían demasiado al resto de españoles). Aunque para contrarrestar esta ausencia del catalán está la parte en que el culpable de todo lo que les ocurre en el edificio es de un madrileño.

Pero es no es más que la anécdota, esto es una película de terror que funciona perfectamente y nos adentra en una atracción de El túnel del terror, en la que no entendemos que pasa pero la cosa se va complicando cada vez más. Así nos adentramos junto a los personajes en un in crescendo de angustia y sustos. Hasta llegar a una parte final que queda algo forzada, al darnos una explicación de todo lo que ha sucedido, cuando ni el espectador ni el tipo de film lo pedía.

Verlo en zumbarte.com

Lluís Alba

1 comentari:

Anònim ha dit...

Simoneta Gómez Acebo ha pasado por aquí, y no, no ha visto REC
Saludos cordiales

(llámame Simo)