diumenge, 28 de setembre de 2008

Passengers

Lo que aparentemente se nos anuncia como una película de suspense, sobre un accidente de avión y cómo van desapareciendo sus supervivientes, más bien acaba de ser una película romántica sobre personas aisladas que no acaban de encontrar su rumbo en la vida.
Esto es lo habitual del cine de Rodrigo García, quizás por eso se decidió a rodar este film a partir del guión de Ronnie Christensen. Hasta el momento, García, había rodado films de guiones suyos.

Sin ser una historia muy original, en la que seguimos como una psicóloga trata a los accidentados de un avión, y vivimos su romance con el más guapo del grupo, al menos, se nota la mano del director. La película tiene secuencias muy bellas. Me quedo con una de lo más romanticona en la que la Anne Hathaway y Patrick Wilson se besan en el agua, se sumergen y, el siguiente plano, pasa a ser en su habitación. Pero con una iluminación que hace parecer que estén bajo el agua, lo que lleva a un engaño durante unos segundos.

Mientras sigue el romance, vemos como algunos pacientes dejan de venir a la consulta. Como empiezan a crecer las paranoias de que alguien les sigue, cómo la compañía aérea trata de ocultar datos etc... Hasta que llega un giro en el guión, que ya hemos visto demasiado en los últimos años. Aunque, en general me parece mucho mejor integrado al conjunto, que en otras pelis similares, también hay que decir que hay unos cambios de actitud radicales (y muy tramposos) en dos o tres personajes que recuerdan al Robert De Niro de El escondite.

También es agradable ver de nuevo a Dianne West, acostumbrado a verla más joven en las pelis de Woody Allen se me hacía raro ver como se ha convertido en una viejecita.

Los que hayáis visto otras pelis de Rodrigo García (Cosas que haría con solo mirarla o Nueve vidas) ya sabréis que tipo de película os espera. Mucho más parecida a esos films que no a Perdidos como se pretendía vender.

Lluís Alba