dimarts, 2 de setembre de 2008

Hellboy II, el ejército dorado

Hacía tiempo que no iba al cine a ver una peli de evasión y me dejara tan satisfecho. Tras el medio fiasco que supuso la cuarta entrega de Indiana Jones y la vergonzosa Momia 3, creía que ya no me gustaban este tipo de películas. Por suerte Hellboy 2 demuestra que todavía existe el cine de entretenimiento bien hecho.

Aunque Guillermo del Toro parta de unos personajes bien definidos en los cómics de Mike Mignola, aporta suficiente personalidad para dar su toque. Es cierto que se nota mucho en esta película la influencia de los diseños ya aportados en El laberinto del fauno, pero no sólo se queda con eso. Combina elementos de otros grandes maestros de la animación: Miyazaki se ve presente en las hadas de los dientes, en el monstruo planta gigante con movimientos lentos tan característicos de las películas del maestro japonés. También se puede ver influencias de Jim Henson, sobretodo en algunos personajes que parecen sacados de Cristal Oscuro (el príncipe y la princesa Nuala).

El guión es ágil, divertido, con buenos gags cuando son necesarios. Tiene suficientes elementos para que el espectador esté interesado en la trama principal como en las subtramas de las relaciones entre los personajes. La relación de pareja de Hellboy con Liz (con sorpresa incluida) y el enamoramiento de Abe Sapien. Todos los personajes tienen sus aportaciones importantes en la película tanto los nuevos como Johan Krauss y los ya vistos anteriormente: Abe Sapien tiene mucha más importancia que en la primera parte.

Entre los amigos de Guillermo del Toro se encuentra Santiago Segura. Se nota con un cameo en la sala de subastas (que por cierto, quedó recortado en el montaje y no vemos como muere, esperemos regocijarnos con esa escena en el DVD). Y se nota, para mayor desgracia de los aficionados españoles en el doblaje de la película. Como Santiago Segura es amiguete de Guillermo, dobla a Johan Krauss, como José Mota es amiguete de Santiago dobla a Abe Sapien, a la fiesta se une Buenafuente doblando al jefe Tom Manning. Es cierto que Mota y Buenafuente pasan más desapercibidos, no así Santiago Segura que tiene un doblaje más difícil al tener que poner acento alemán, y no sale muy bien parado.

La película deja suficientes tramas abiertas para una tercera parte. Espero encontrar un cine en versión original para entonces.

Lluís Alba

1 comentari:

Anònim ha dit...

Holaaaaa, estoy de acuerdo contigo, es una peli que entretiene y te hace seguir el hilo, no me ha dejado indiferente, como las otras que mencionas que vaya telaaaaa :(. En la sigueinte ya sabremos cómo salen esos hellitos.
ADEEEUUUUUUU;)