dimecres, 22 de juliol de 2009

Bruno

Sacha Baron Cohen repite con éxito la misma fórmula de Borat con otro de sus personajes estrellas: Bruno, el mayor experto gay en moda de Austria. Y, con permiso de Pixar y Michael Mann podríamos estar ante la película del verano.

Jugando inteligentemente tanto en la promoción como en la película con realidad y ficción, se monta un ¿falso? documental que sirve para reírse nuevamente de los sectores más conservadores de los EEUU. Blanco fácil, sí, pero que se ha ganado a pulso todo el escarnio de Sacha Baron Cohen.

Como Borat, es una película en la que la que acabas descojonándote en cada secuencia. La vis cómica innata de Sacha Baron Cohen convierte esta película en una versión gay y humorística de los documentales de Michael Moore. Bruno parodia a actores de Hollywood, a productores de televisión, a homófobos, a padres capaces de prostituir a sus hijos, a católicos etc...

Aunque no aporte la sorpresa que supuso Borat, pues es una repetición de los mismos esquemas, sí que tiene la fortuna de saber renovarse con un personaje diferente y con una nueva cantidad de víctimas conservadoras, un filón que jamás se agotará.

Lluís Alba

1 comentari:

Anònim ha dit...

A mi la peli me ha gustado mucho, mi novio me reconmendó verla en v.o.s y la verdd es que me partí de risa, además me encanta que siempre acaben burlándose del sector yanqui más conservador e hipócrita, os recomiendo que la veáis, ésta me ha gustado más que Borat.
Un saludo a tod@s