divendres, 10 de desembre de 2010

Biutiful

Biutiful es el primer largo que rueda el mexicano Alejandro González Iñárritu sin la colaboración de Guillermo Arriaga, quién ya debutó en solitario con Lejos de la tierra quemada.

Vistas ambas películas, se puede deducir fácilmente que la atracción por las historias cruzadas nace de Arriaga. Pues Biutiful mantiene el mismo tipo de historia, llena de gente y situaciones desgraciadas, pero manteniendo el eje en un protagonista principal: Uxbal (Javier Bardem, pidiendo otro Oscar). El resto de personajes, siguen estando bien trazados, pero sin profundizar en su vidas, por supuesto también miserables.

Uxbal es un drogadicto que se gana la vida haciendo de intermediario con la inmigración ilegal, vive en un piso cochambroso (¡Por favor! ¡Que alguien le obligue a sacrificar esas polillas moribundas!), su mujer es bipolar, pega a sus hijos y se acuesta con su hermano. Nada más empezar la película descubrimos que tiene cáncer terminal. Su padre murió cuando era un crío. Y, por si fuera poco, (como diría Carlos Marañón) es del Espanyol.

No sé si González Iñárritu filma estas películas para demostrarnos que, a pesar de lo que pensemos de nuestras vidas, siempre hay alguien más desgraciado. Pero lo que sí sé es que no busca ningún realismo, como demuestra la extraña utilización del catalán, similar al spanglish que los inmigrantes hablan en EEUU.

Lluís Alba

2 comentaris:

Sonix ha dit...

Pues no tenía ganas de ver la peli, pero con ese último comentario sobre el catalán me has dejado intrigada. Y ya había leído por ahí que la peli va de mostrar desgracias... la veré cuando pueda, a ver.
Un saludo!

Zumbarte ha dit...

Lo del catalán es algo anecdótico. Pero Bardem se pasa toda la peli hablando en castellano y, de vez en cuando, suelta tres palabras en catalán sin venir a cuento.
Creo que de haber querido ser más realista, podrían haber hecho que Bardem hablara en catalán con algún personaje en concreto y ya está.