divendres, 10 de desembre de 2010

Uncle Boonmee recuerda sus vidas pasadas

No hay nada como ver esta película en la sesión de las 16:00 sin haber dormido una siesta. Pues El tío Boonmee recuerda sus vidas pasadas, es una película sin coherencia argumental por la que desfilan diversos pasajes como si fuera un sueño.

Entre cabezada y cabezada pude observar que la película tiene la virtud de evocar las mismas sensaciones de recordar un sueño mientras despertamos. La diferencia es que los sentimientos que han acechado sobre uno mismo son difíciles de explicar y mucho menos de hacerlos sentir a los demás.

Esta película tailandesa ha tenido la eficacia de introducirse en los sueños del jurado de Cannes, para así facilitar su estreno mundial, al cual solo acudiremos los cuatro matados de siempre. Los que defendemos y apoyamos que, también, cualquier propuesta personal debe tener la oportunidad de exhibirse públicamente.

Lluís Alba

1 comentari:

Sonix ha dit...

Yo la verdad es que la vi en Sitges, un viernes por la noche, y por poco la que se echa la siesta soy yo. No me gustó nada pero en fin, supongo que no es mi tipo de cine.
Aparte de eso, es muy positivo que propuestas diferentes se cuelen entre los estrenos.