dijous, 2 de desembre de 2010

Chloe

Chloe es el remake de Nathalie X, una película francesa que pasó desapercibida tanto para crítica como para público. Por lo que es difícil comprender los motivos que han llevado a la ejecución de este remake, y aún más en las manos del reputado director Atom Egoyan.

Por desconocimiento no entraré a valorar ni la película francesa ni la trayectoria de Egoyan. Y todos los indicios me recomiendan no extrapolar ninguna opinión general sobre este director basándome en Chloe. Una película que parece prometer mucho a partir de la interesante premisa de una esposa que contrata a una joven prostituta para saber si su marido la engaña. Incluso se perdona la impotente (por obvia) trampa de guión, gracias al cambio de rumbo de la historia, centrándose en una relación lésbica que saca lo mejor de las dotes (interpretativas) de Julianne Moore. Y, sumado a lo visto en Jennifer’s body, comienza a encasillar a Amanda Seyfried en escenas lésbicas.

Todo lo bueno que puede tener la película acaba diluyéndose en un penoso final, al más puro estilo de los thrillers basados en hechos reales de la sobremesa dominical de Antena 3. Inapropiado por estar metido con calzador, por no interesar a los que les guste el inicio y por interesar a los que no lo verán.

Lluís Alba