dimecres, 19 de gener de 2011

The green hornet

Michel Gondry da el salto al cine mainstream con la adaptación del serial radiofónico y, posteriormente, más conocida como la serie de televisión que catapultó a Bruce Lee al estrellato estadounidense: The green hornet.

Para el que busque algún referente, The green hornet es más parecido a las comedias juddapatowianas de Seth Rogen, su actor principal y guionista, que al cine de autor de Gondry. Curiosamente el cineasta francés rechazó al protagonista de Lío embarazoso para protagonizar ¡Olvídate de mí! Y, ahora, es el propio Rogen quien solicitó a Gondry para dirigir su proyecto. Demostrando que el actor y guionista estadounidense no es nada rencoroso y sí muy conocedor de sus limitaciones.

The green hornet no tiene el presupuesto de otras sagas de superhéroes recientes, por lo tanto no es la más espectacular, ni está llena de gráficos generados por ordenador. Pero sí que es una de las películas más solventes del género, un guión bien construido, buenos personajes y una dirección eficaz que deja las escenas más espectaculares para el final. Convirtiéndose en una película que dignifica el género y logra su principal objetivo: entretenimiento puro para una tarde de cine.

No es que se salga de los tópicos habituales, pero por lo menos sabe aportar detalles infrecuentes. Como el anti-triángulo amoroso no formado por Reid, Kato y Leonore, los chistes auto-paródicos sobre la edad de Cameron Diaz, o el malvado Chudnofsky que, empeñado en no resultar burlesco, consigue todo lo contrario.

Mención especial para el doblaje. Si ya, por norma, tiende a empeorar la película original, cuando se trata de imitar acentos, es para que desear que una infección vírica deje mudos a todos los dobladores. Todavía no sé si el que presta la voz a Christop Waltz pretendía simular acento ruso, alemán o catalán.

Sin olvidar tampoco a nuestros amigos los traductores. Habitualmente ya hacen el ridículo en sus particulares interpretaciones de los títulos de las pelis. Aquí dejan para el recuerdo (de la vergüenza ajena) unos diálogos entre los empleados del periódico, que debaten entre los nombres de The green hornet o El avispón verde, para referirse al nuevo enmascarado que recorre las calles nocturnas de la ciudad.


Lluís Alba

2 comentaris:

Sonix ha dit...

Pues mira, yo tengo pensado verla doblada, y me da mucha pena que el doblaje sea tan mierdoso.
De todos modos, espero que, a pesar de no ser una gran película, también me entretenga. Para eso es, como bien dices.

Anònim ha dit...

A mi esta me moló, no es que sea buenísima pero entretiene, además el chino era chulo eehhhh!!!!