dijous, 27 de gener de 2011

Red

Red es uno de esos proyectos que nace en un cómic con la idea de que acabe convirtiéndose en película, y ambos productos puedan retroalimentarse el uno del otro.

El cómic original de Warren Ellis y Cully Hamner es una miniserie de tres números sobre un agente de la CIA apaciblemente retirado hasta que le tocan las pelotas. Regresa a la actividad y se venga. Una historia corta, correcta, no demasiado original, pero sin mucho argumento para la duración estándar de una película. La solución encontrada es ampliar el espectro de personajes con otros agentes retirados para mayor gloria de actores veteranos que acompañan a Bruce Willis en el reparto: John Malkovich, Helen Mirren, Morgan Freeman, Richard Dreyfuss y, el simpático cameo, del nonagenario Ernest Borgnine.

El resultado no es ni mejor ni peor que el cómic. Simplemente es otra cosa. La historia ruda y seca se convierte en una agradable comedia de acción que, salvando las distancias, recuerda al Space Cowboys de Eastwood. Aunque el talento de Robert Schwentke todavía no es equiparable al de maestro californiano, sí que comienza a ser un director a tener en cuenta tras su anterior (y reivindicable) película: Más allá del tiempo (The time traveler’s wife, 2009).


Lluís Alba