dimecres, 4 de març de 2009

Háblame de la lluvia

La tercera película de la pareja artística y amorosa formada por Agnès Jaoui y Jean-Pierre Bacri sigue en la misma estela de sus predecesoras, una comedia inteligente que confronta el mundo burgués con el proletario.

Quizás no esté al alto nivel que supuso Para todos los gustos o Como una imagen, pero creo que es una sensación personal del momento en las que he visto cada película. Ahora las expectativas sobre Agnès Jaoui las tengo más altas que cuando me sorprendieron por primera vez. Aún así no quiero decir que no valga la pena ver esta película, todo lo contrario. Cuesta encontrar comedias de nivel como esta y cuando se estrena una no hay que dudar en ir al cine.

El dúo protagonista formado por Ronsard (Jean-Pierrre Bacri ) y Karim (Jamel Debbouze) muestra la clásica pareja del payaso listo y el payaso tonto. Mientras que Ronsard es un veterano reportero en horas bajas, Karim es un conserje de hotel que hace documentales en sus ratos libres. Juntos intentarán realizar un documental sobre Agathe Villanova (Agnès Jaoui), una escritora recién entrada en el mundo de la política.

Esta es una película de contrastes entre dos mundos aparentemente distantes pero que deben estar interconectados. El guión muestra muy bien con una interrelación entre personajes como la clase alta debe estar ligada a la baja y viceversa. Además de esta comparación la película es un vodevil en el que vemos cuernos, intento de cuernos, parejas que se rompen, otras que se unen, o se refuerzan. Mostrando que en el tema sentimental no existen diferencias de clases ni razas y todos tienen el mismo tipo de problemas sin importar el estatus social.

Lo que más me ha gustado de la película es Jean-Pierre Bacri. Seguramente sea un papel goloso que le permite sacar lo mejor de sí mismo como actor, pero lo borda como reportero inepto. Gracias a él se nos muestran las escenas más divertidas de la película, sabiendo mostrar con naturalidad el patetismo humano sin caer en la caricatura fácil.

Lluís Alba

1 comentari:

Anònim ha dit...

Cada película de esta directora es una cita ineludible. La película es muy buena, da gusto ver unos personajes tan bien dibujados, un equilibrio tan logrado entre el humor y el drama y unas tramas tan originales dentro del costumbrismo del film. Lo único que me apena es que el título "Háblame de la lluvia" y el que sea una película francesa aleje a la gente de los cines.

Alex