dijous, 19 d’agost de 2010

Killers

La anterior película de Robert Luketic, La cruda realidad, era una comedia romántica sencilla, un pasatiempo ligero destinado mayoritariamente al público femenino (a ser posible sin pareja).

Killers viene a ser lo mismo pero aderezado con un componente de espionaje. Su similar premisa a la reciente Noche y día (el espionaje entre estudios cinematográficos sí sería algo digno de documentar en uno o dos films) parece indicar que se ha construido a toda prisa para aprovechar el tirón comercial de la película protagonizada por Tom Cruise. Y, el primer borrador inacabado, es lo que acaba siendo plasmado en el film.

Por lo que el nivel es similar al de Luna nueva (de la saga Crepúsculo, of course), una película en la que no pasa nada y sólo apunta destellos de lo que podría haber sido de caer en manos de alguien más competente o con más tiempo de elaboración.

Sólo las secuencias en la que aparecen vecinos corrientes convertidos en espías, que guarda ciertas similitudes con los propios de Jim Carrey en El show de Truman o el carisma de Tom Selleck parecen salvarse de la quema. ¡Ah! y, también, los músculos de Ashton Kutcher para las féminas, en definitiva al público al que va dirigida la película.

Lluís Alba

1 comentari:

Anònim ha dit...

Esta me ha parecido una m...., es verdad me recuerda a noche y día, pero a lo malo, encima cuando ya vas entrando en el tema, paafff se acaba, pagar para esooo!!!! gran decepción!!
Ciiiaaooo