dimecres, 10 d’octubre de 2012

Festival de Sitges (10-10-2012)


Después de 7 días a 3 o 4 pelis por jornada, cuando llego a casa debo mirarme al espejo y preguntar mi nombre para ver si todavía recuerdo quién soy. Por lo tanto no hagáis demasiado caso de lo que escriba a continuación.


ANTIVIRAL (2012) de Brandon Cronenberg


El debut de Brandon Cronenberg es un film mucho más en la línea de lo que hacía su padre en los inicios que el propio David Cronenberg en sus últimas películas.

Por lo que estamos de enhorabuena, pues podemos tener una nueva generación de películas basadas en la fascinación por la carne rodadas por el hijo, mientras el padre va por otros derroteros también interesantes.

Antiviral narra una sociedad en la que el culto por los famosos es tal que las personas se inyectan sus enfermedades y se alimentan de carne creada a partir de sus células.

Llena de analogías al tráfico de drogas, al pirateo de películas, al culto a los famosos y el espionaje industrial con el toque especial de la familia Cronenberg. Curiosamente padre e hijo también comparten actriz, pues Sarah Gadon aparece en Cosmopolis y en Un método peligroso.


THE TALL MAN (2012) de Pascal Laugier


En 2008 Pascal Laugier trajo uno de los films polémicos del Festival de Sitges: Martyrs. El gore explícito produjo algún desmayo atendido por una ambulancia que todavía magnificó más el evento.

The tall man es su salto al cine norteamericano que viene acompañado por la presencia de una estrella mundialmente conocida: Jessica Biel. Pero que nadie piense que este es un film convencional más de Hollywood, a pesar de lo que pueda aparentar.

Sin soltar demasiados spoilers, el argumento del film más bien no sería el propio de una historia de terror, pero la gracia está en que lo disfraza como tal del modo que se le da la vuelta a algunos tópicos del género para contar otra cosa.

No tiene el gore de Martyrs pero sí que continua con una interesante muestra de ciertas asociaciones con poder.


GRABBERS (2012) de Jon Wright


Film de terror en clave de comedia con criaturas marianas que acechan un pueblo situado en una pequeña isla irlandesa.

Sin inmutarse toma ideas de Lovecraft, George A. Romero, The faculty, Gremlins o Critters. Pero resulta una mezcla divertida para pasar un rato entretenido sin más.


THE WEIGHT (2012) de Jeon Kyu-hwan


Film coreano sobre una persona que trabaja y vive en una funeraria. Es jorobado, tiene una rodilla echa polvo y tuberculosis. Su hermana es un transexual que vive amargado por no poder quitarse el pene.

En el film hay necrofilia, traumas infantiles, deformidades, sangre, suicidios, asesinatos, bailes con muertos etc... Una muestra de las obsesiones de su director que convierten a la película en algo demasiado personal y difícil de digerir.

No necesariamente se convierte en algo malo, pero sí que facilita al público a evacuar la sala escalonadamente como no había visto desde que se proyecto A serbian film.

Lluís Alba
www.zumbarte.com