divendres, 12 d’octubre de 2012

Festival de Sitges (12-10-2012)


Nada mejor que un 12 de octubre para alejarse del mundanal ruido de polémicas e introducirse más de 8 horas en el Auditori de Sitges. Como cada año suele ser el día en el que el Festival está más repleto, no ha sido una excepción: colas kilométricas para entrar en el cine y verdadera dificultad para encontrar un buen sitio donde ver las películas. Hoy ha sido imposible no tener un porcentaje de la pantalla tapada.


EL BOSC (2012) de Óscar Aibar



Cuando se estrena una película de Óscar Aibar sé que nunca me va a defraudar. Como tampoco defrauda que el guión esté escrito por Albert Sánchez Piñol, basado en un cuento corto de su libro Les edats d'or, publicado antes de que saltara mundialmente a la fama por La pell freda (cuya adaptación cinematográfica lleva tiempo en proceso de producción presuntamente bajo la dirección de Xavier Gens).

Ambientada durante los años de la Guerra civil española en Matarraña (Teruel), pueblo ocupado por los rojos. Para no poner en peligro su vida el propietario de una casa y unas tierras decide huir introduciéndose en una misteriosa esfera luminosa que aparece en su terreno las noches de San Blas y San Lorenzo.

Es una de las pocas películas españolas ambientadas durante la Guerra civil donde también se ofrece un punto de vista negativo sobre los rojos. De hecho ofrece un punto de vista negativo de ambos bandos, sobre la guerra en general. Mezclando historias personales con la guerra y la ciencia ficción nos habla de que no siempre todo permanece igual y los puntos de vista enfrentados nos pueden hacer ver las cosas de otra manera.


HOTEL TRANSYLVANIA (2012) de Genndy Tartakovsky



Film de animación cuyo director ha estado vinculado a las series de Cartoon Network: El laboratorio de Dexter, Las supernenas y Star wars: Las guerras clon.

Hotel Transylvania viene a ser lo que supuso Shrek con los cuentos aplicado a los monstruos de la cultura popular. Así, bajo el punto de vista de Drácula, Frankenstein, la momia, el hombre invisible etc... los humanos son los que les aterran en sus cuentos y los persiguen hasta causarles la muerte.

Divertida y entretenida, sobretodo para el público infantil que hoy abarrotaba el Auditori de Sitges en un pase doblado (la primera vez que lo veo en el Festival). Para el público adulto interesado en estos films de animación, les recomiendo que acudan ahora antes que las previsibles secuelas acaben degradando la idea.


SEVEN PSYCHOPATHS (2012) de Martin McDonagh



Segundo film de Martin McDonagh tras Escondidos en Brujas (In Bruges, 2008) que sigue con un estilo parecido de comedia mezclada con el género negro.

Este film es mucho más ambicioso, con un guión que elude y ofrece información en los momentos necesarios. Una primera parte con un ritmo trepidante que no deja de sorprender.

Habla del mundo del cine, de la creación de películas, de los mafiosos, de los psicópatas. Tiene mucho humor negro, cabezas degolladas, disparos con sangre a borbotones. Llega a ser delirante sin acabar de desmadrarse nunca y ofrece la posibilidad de interpretar de distintas formas su final.

Aunque me aventuro a pronosticarlo desde la distancia, creo que acabará convirtiéndose en un film de culto.


THE ABCS OF DEATH (2012) de varios directores



Film compuesto de 26 cortometrajes de 4 minutos con la única premisa en común que debe haber una muerte. A cada director le asignaron una letra del abecedario para basar su historia en una palabra que comenzase con ella.

El proyecto en sí mismo ya supone una enorme variedad en su contenido, pues hay directores de diversos países, distintas culturas, distintos productores, distintos presupuestos. Hay cortos brillantes, cortos buenos, cortos olvidables y algunos más que olvidables. Comedias delirantes, animación, chistes fáciles, sexo, pederastia, gore, extravagancias etc...

Como dice el preludio: 'En esta película no se ha maltratado a ningún niño ni animal, pero los aprensivos por los animales o embarazadas les recomendamos que se abstengan de verla'. Por lo que no es de paladar fácil y, aunque no todas las historias son iguales, aquellos que se escandalizaron por A serbian film (precisamente su director, Srdjan Spasojevic, dirige uno de los cortos), mejor que no acudan a verla.

Como ha dicho Nacho Vigalondo en la presentación, lo bueno de la película es que cada corto dura 4 minutos. Por lo que si es una obra maestra, disfrutémosla y si es una mierda, no pasa nada porque solo durará 4 minutos.

Lluís Alba
www.zumbarte.com