dijous, 4 d’octubre de 2012

Festival de Sitges (4-10-2012)


Primer día del Festival de Sitges 2012. Llego a la puerta de la taquilla a las 8:45h, tan solo un cuarto de hora antes del presunto inicio de venta de entradas, pero solo hay 4 personas delante de mí. Algo extraño, pues el año pasado llegué mucho antes y la cola ya ocupaba media calle. Mis temores por una menor afluencia se cumplirían unas horas después: en los dos pases a los que asisto no se ha llenado ni la mitad del Auditori. Aunque sea el primer día y un jueves por la mañana, hace un año la sala estaba más tupida.

Lo que no ha cambiado es el habitual retraso de apertura de puertas, en esta ocasión apenas han sido 20 minutos, tiempo suficiente para que algún festivalero perdiera los nervios pues a las 9:45h ya comienzan algunos pases.

No deja de ser curioso que la apertura de las taquillas para la recogida de abonos no comience hasta las 10:00h, por lo que es materialmente imposible recogerlos y llegar a tiempo a los primeros pases. Por suerte el Festival tiene solución para todo y les informan que con el tiquet impreso del 'Tel-Entrada' ya podrán acceder hoy y recoger el pase más adelante. Pronostico que habrá más pateadas de ida y vuelta entre El Prado y el Auditori, algo que nos conviene a los habituales cinéfagos acostumbrados a una vida sedentaria.

A todo esto, una buena noticia: este año el abono del pack Matinée incluye las proyecciones en 3D. Aunque no sea un especial fanático de ese tipo de proyección, por lo menos no me quedaré colgado un par de horas muertas dando tumbos por el Melià Sitges.

EL CUERPO (2012) de Oriol Paulo




Opera prima como director de Oriol Paulo, quien ya había escrito el guión de otra película que inauguró el Festival de Sitges con Belén Rueda: Los ojos de Julia (2010) de Guillem Morales.

El cuerpo es un thriller que transcurre casi todo el tiempo en un espacio cerrado (la morgue) y durante la noche posterior al fallecimiento de Mayka Villaverde y la desaparición de su cadáver. Como buen thriller consigue mantener el interés gracias a la dosificación de información y al uso de flashbacks. Para un público (o un día) poco exigente es una buena opción, pero da la sensación de que se podría haber elaborado mejor la mayoría de situaciones que ocurren en el film.

Aunque posiblemente ni el propio Oriol Paulo pretendía tomarse demasiado en serio la película (al menos es lo primero que me vino a la cabeza al ver el peinado de José Coronado), hay veces que peca de gratuita y es demasiado tramposa. Todo para sorprendernos con el rocambolesco giro final tan habitual en este tipo de films desde que Shyamalan saltase a la fama con El sexto sentido (The sixth sense, 1999).

PD: Para los aprensivos a los spoilers, la peli mencionada de Shyamalan nada tiene que ver con El cuerpo.

NAMELESS GANGSTER: RULES OF THE TIME (2012)
de Jong-Bin Yun




La distribuidora española Mediatres estudio se ha especializado en traernos el cine asiático más actual. Y como viene siendo habitual, brinda la oportunidad de verlo en pantalla grande durante el Festival de Sitges antes de poder adquirirlo en formato doméstico.

No creo que todo el cine producido en Corea del Sur tenga el alto nivel de lo que suele proyectarse en el Festival. Pero queda claro que el que nos llega a España es de lo mejor y este film de mafiosos no es una excepción.

Aunque el género está más que explotado, Nameless gangster todavía aporta alguna novedad. Este es el caso, pues narra la historia de un mafioso más casual que vocacional. Pues se trata de un personaje alcohólico, torpe y cobarde, lejos del arquetipo que nos viene a la mente de los films de Coppola o Scorsese.

Ambientada durante la década de los 80, abarca una época en la que los diferentes clanes mafiosos dominaban los negocios de Corea del Sur hasta que, a principios de los 90, los derroteros políticos del país hicieron enfatizar su lucha contra tan poderosos tinglados asfixiándolos por completo. Aunque el irónico final del film parece indicar que la mafia ha tomado distinta forma pero sigue ejerciendo el poder.

Los aficionados al cine asiático podrán reconocer fácilmente a los dos intérpretes principales: Choi Min-sik por las excelentes Old boy (Oldeuboi, 2003) de Park Chan-wook o Encontré al diablo (Akmareul boatda, 2010) de Kim Jee-woon y a Ha Jung-woo por las no menos recomendables Chaser (Chugyeogja, 2008) de Na Hong-jin o The yellow sea (Hwanghae, 2010) de Na Hong-jin.

Lluís Alba
www.zumbarte.com