dissabte, 6 d’octubre de 2007

George Romero's Diary of the dead

Presentación en Sitges de la nueva película del maestro George A. Romero. A sus 67 años relanza la saga con un nuevo inicio ambientada en la actualidad. La era de la información multimedia y la comunicación inmediata.


Así no encontramos una continuación de sus saga comenzada en 1968 con La noche de los muertos vivientes. Es un nuevo comienzo, y vemos lo que pasaría hoy en día si de repente los muertos volvieran a la vida.


Y lo vemos a través de unas grabaciones que realizan esa noche unos estudiantes de cine. Mientras están rodando un film de terror para la universidad, los muertos empiezan a levantarse. Con lo que acabarán filmando realmente algo que sólo esperaban encontrar en ficción.


La película se nos muestra como si fuera el montaje de las grabaciones de las dos cámaras que llevan, junto con las aportaciones de otras cámaras que aparecen en nuestra vida cotidiana, el móvil, cámaras de vigilancia etc... Y se nos presenta cómo si fuera el film de un estudiante titulado Death of dead (Romero se cachondea de sí mismo con este título, algo muy sano).


Seguramente la idea no sea muy original, ya no lo era cuando se nos mostró en El proyecto de la bruja de Blair, y en este mismo festival podemos ver algo parecido con [REC]. Pero Romero sabe utilizarlo para crear una atmósfera de terror, sin olvidar nunca el sabor a los clásicos westerns que siempre han tenido sus obras sobre zombies. Cuidando a los personajes y dotándolos de entidad con sólo cuatro pinceladas.


Entre los protagonistas, se incluye un viejo profesor de la universidad que hace de contrapunto y aporta su experiencia. Primero con sus enseñanzas cinematográficas y después con su experiencia en la guerra. También tiene cierta afinidad con el alcohol, algo que nos trae a la memoria al clásico viejo pistolero de los westerns.


Cómo el mismo Romero nos ha dicho en la charla que ha tenido al finalizar el film, esta película quiere mostrar cómo es la sociedad hoy en día en contrapunto de cómo era en 1968. Antes uno tenía que esperar para ver una película a la hora y día que era programada en la tele, actualmente se puede ver cuando quieras, dónde quieras. En internet, en un móvil, en televisión etc... Esto se muestra en el film cómo las noticias de la tele engañan a la gente montando al revés unas imágenes de zombies, para parecer que es fácil derrotarlos. Pero los jóvenes estudiantes pueden colgar su vídeo en myspace y mostrar a la gente lo que realmente está sucediendo.


Con esto, Romero nos dice que es más fiable la información que aporta la gente anónima a través de los nuevos medios de comunicación, que la prensa oficial. Y nos lo muestra con una película de bajo presupuesto y actores desconocidos para que el mensaje sea más creíble.


La película también muestra una serie de secuencias de humor mezcladas con gore que han hecho las delicias del público y provocando su aplauso. El uso del desfibrilador en la cabeza de un zombie, el suicidio de un personaje apunto de convertirse en zombie con una guadaña o una clara referencia a la velocidad de los zombies en el remake de Zack Snyder.



Al finalizar el film, George A. Romero ha tenido la deferencia de contestar a las preguntas del público:

Con una altura considerable y andando lentamente cómo si fuera un zombie de sus películas, George A. Romero ha subido al escenario dónde se ha proyectado su film. Después de que una multitud de fotógrafos (oficiales y frikis aficionados) se retirase empezó un turno de preguntas con un traductor clónico a David Meca, que por el camino iba saltándose algunas palabras, haciendo más surrealista esta rueda de prensa con aficionados.


En resumen, Romero ha comentado que ha empezado de cero su obra de zombies, porque le interesaba contar cómo actuarían hoy en día más que seguir con la evolución de la historia en la que humanos y zombies convivían, y ya habían aprendido y evolucionado. Así que tiene intención de hacer una continuación de esta película más que retomar la historia de sus anteriores films. Y seguir haciéndolo con este bajo presupuesto.


Se le ha preguntado si la referencia en Diary of the dead sobre que los muertos deben andar lentamente iba por las películas de zombies actuales de 28 días después y 28 semanas después. A lo que Romero a dicho que estas películas no son de zombies, con el consiguiente aplauso y jaleo (de jalear, se entiende) del público. Y que realmente la referencia iba por el remake de Dawn of the dead que hizo Zack Snyder. Según él es un buen director, pero estos remakes no aportan nada nuevo al cine de zombies.

Seguidamente a esto ha dicho que él tampoco fue original cuando hizo La noche de los muertos vivientes. Pues copió la idea de la novela I am legend de Richard Matheson, aunque ahí mostraba el final de una catástrofe similar, en la que quedaba un solo hombre y el resto eran vampiros. Mientras que él mostró el inicio de esa catástrofe, cambiando los vampiros por zombies.


Finalmente una chica le ha preguntado que haría él si se encontrara en la situación de una de sus películas, rodeado de zombies. Romero se ha reído y ha dicho que realmente no sabría que haría, pero que lo último sería dispararse a si mismo en la cabeza.


También ha comentado que esta película la ha rodado en Toronto, en lugar de en Pensylvania dónde había rodado sus otros films de muertos vivientes porque ahora vive en la localidad canadiense y para rodar un film de bajo presupuesto era mejor no moverse de su lugar de residencia. Y ya no rueda en Pensylvania porque los productores que antes vivían ahí están todos en Nueva York.


Durante la entrevista hemos visto a un Romero muy agradable y divertido con la gente. Y si su mente estaba perfectamente lúcida, desgraciadamente hemos podido comprobar que para beber un vaso de agua necesita las dos manos para que no se le derrame. Este temblor y el hecho de su lento andar espero que no le cause muchos problemas de salud y pueda seguir rodando más films de zombies.


Lluís Alba


Ver el artículo en la web

2 comentaris:

Goio ha dit...

Le tengo muchas ganas, pero bueno, tampoco estoy del todo de acuerdo con que esto no fuera novedoso en el caso de la Bruja de Blair. La estructura podia no serlo, pero la formula estetica si, y dado el avance de las tecnologias caseras la vuelta de tuerca actual tambien podria considerarse como novedosa, aunque probablemente la peli de de Palma la supere por produccion y porque tiene ahi a un director demente con mucho sentido estetico.

Que le linko, esto o zumbarte?

Zumbarte ha dit...

También le tengo ganas a la de De Palma. Aunque no la veré en el festival de Sitges, ya me espero al estreno de Noviembre.
Si es tan ambable linkeme a zumbarte antes que a este blog.