dissabte, 13 d’octubre de 2007

I'm a cyborg, but that's ok

Una vez finalizada la trilogía de la venganza, Park Chan-wook nos ofrece una película en el que el romance y la fantasía tiene mayor protagonismo.

Es la historia de una chica que se cree un cyborg y es internada en un psiquiátrico. Y vemos a los diferentes enfermos y cómo se relacionan entre ellos formando un interesante microcosmos. Algo parecido a Alguien voló sobre el nido del cuco.

La presentación de los personajes es genial. Nos la hace una enfermera mientras le va explicando quienes son cada uno a nuestra joven cyborg al hospital, para descubrir finalmente que la enfermera no es más que otra interna. Que se inventa historias, por lo que lo que nos ha explicado de ellos difiera un poco de la realidad.

Entre los personajes del hospital, encontrará a un joven con una máscara de cartón en forma de conejo que se dedica a ayudar a todos los de su alrededor. Y empezará una romántica historia entre los dos. Y cómo este es el único capaz de ayudar realmente a que nuestra cyborg sobreviva.

La película es entretenida y divierte a todo momento. Pues la serie de locos personajes y sus interrelaciones es también algo a destacar de la película. Con muchos momentos de risas y aplausos durante su proyección en El auditori de Sitges.

Cómo siempre, las películas de Park Chan-wook, son de las de más imaginación visual que podemos ver actualmente. Con unos créditos interactuando con los elementos que vemos en pantalla (¡El título del film se presenta dentro de la uña del dedo gordo del pie de la presunta cyborg!). Y con imágenes oníricas en la que la cyborg se nos presenta como tal y de sus dedos salen balas.

PARK CHAN-WOOK EN SITGES

Estuvo el director del film en la presentación de Sitges. Fue muy condescendiente con el festival. Dijo que esperaba terminar a tiempo su próxima película de vampiros, Bakjwi (Evil live), para poder presentarla en Sitges el próximo año. Que estaba muy orgulloso de venir a Sitges otra vez. Y para que viéramos la importancia que tiene este festival en Corea nos dijo que un director coreano de películas dramáticas quería hacer una película fantástica sólo para que le invitaran a venir a Sitges.

Lluís Alba

Verlo en zumbarte.com