diumenge, 12 d’octubre de 2008

City of ember

Esta ha sido la película más floja que he visto nunca en el festival de Sitges. No es que no se hayan proyectado cosas peores, pero con las pocas pelis que puedo ver, no me había tocado nunca una como esta.

En parte fui por la curiosidad de ver por primera vez la gala de clausura, y me di cuenta que no me había perdido nada en todos estos años. Su director, Gil Kenan nos presentó la película rápidamente, al lado de su mujer y con su hijo de pocos meses en brazos (sufrí más por si se le caía el bebé que por las ¿aventuras? que pasan los protagonistas de la peli) y advirtiéndonos que era una película para niños.

Y, así es, una película para niños. Pero para niños muuuuy pequeños. No se la recomendaría a ninguno mayor de 8 años o se aburrirá soberanamente. De hecho he visto episodios de los Teletubbies o de Pocoyo mucho más interesantes.

Además, ver esta película justo después de Ponyo on the cliff by the sea, enfatizaba más el contraste negativo del film. Pues acababa de ver una peli para niños que también era interesante para un público adulto. Cuando llevaba más de media hora de película aún estaba esperando a ver cuando empezaba esto de verdad (sin darme cuenta que eso que estaba viendo era todo).

Los personajes no pueden ser más sosos, y eso que cuenta con buenos actores: Saoirse Ronan (la niña nominada al Oscar por Expiación), Tim Robbins, Bill Murray, Toby Jones, Martin Landau etc... Las situaciones por las que pasan los protagonistas son bastante aburridas, la forma de resolver el misterio y de cómo avanza la película es casual. La única situación en la que están en peligro por la persecución de una rata gigante dura tan poco que no llegas ni a pensar en que te tienes que preocupar.

Hay alguna situación en la que parece que la vis cómica de Bill Murray salve la secuencia, pero sólo lo parece. Como si el propio Murray pensara que para esta película no valía la pena hacer más de un 10% del esfuerzo actoral al que nos tenía acostumbrado en los últimos años.

Y todo eso viniendo del autor de Monster House, una de las mejores películas de animación de los últimos años. Lo dicho, salvo que tengáis un niño pequeño que os amenace de muerte por que lo llevéis a ver esta película, mejor manteneros alejados de los cines dónde se proyecte.

Lluís Alba

2 comentaris:

Anònim ha dit...

Sin embargo he visto que la ponían muy bien en algunos lugares. Por ejemplo recuerdo 5 estrellas en La Vanguardia de hace unos días... lo cual casi hace que fuera a verla el sábado pasado, suerte que al final no lo hice!

Alex

Zumbarte ha dit...

5 estrellas no creo, porque el máximo de La vanguardia es 4.
Pero creo que le pusieron 3.

Si mi sobrina tuviera ya 3 o 4 años la llevaría a verla (a riesgo de que se aburriera antes de acabar la peli)