divendres, 8 d’octubre de 2010

Machete

El éxito combinado de crítica y público cosechado por Planet terror no suele ser algo habitual, y mucho menos, en un cineasta como Robert Rodriguez, quién parece vivir siempre a la sombra de Tarantino. Por lo que, tras su habitual alternación con el cine infantil, su siguiente película ha vuelto a tomar las riendas del estilo que encontró con su parte del proyecto Grindhouse. Y que mejor manera de adentrarse nuevamente en dicha tarea que coger su falso trailer de Machete y hacerlo realidad.

Sin ser tan redonda como Planet terror, Machete continúa con el homenaje visual a las sesiones dobles de los 70, mismos guiños a celuloide gastado con ausencia de fotogramas, guión supeditado a sus secuencias de acción y humor sangriento de brochazo gordo.

Tanto el trailer, como el grandioso prólogo del film (que resume en unos minutos todo lo que Rodriguez nos quiere mostrar), están por encima del mismo. Pues el caótico y reiterativo argumento consigue que el espectador se evada demasiadas veces de la película, en lugar de lograr un entretenimiento sin pausa para evadirse del triste mundo que le espera fuera una vez se abran las puertas del cine y sea expulsado de la sala para recordarle amargamente que los últimos 105 minutos de su vida no eran más que una fantasía.

Pero las bizarradas que presenta el film son tantas que cualquier recuerdo del film será más disfrutable que el rato pasado en la sala viendo la película. Pues todos comentaremos a nuestros colegas que es impagable ver a Danny Trejo, cuál atractivo James Bond, tirándose a Jessica Alba, Michelle Rodriguez, Lindsay Lohan y su madre. O el atrevimiento de Robert Rodriguez por proponer unos papeles autoparódicos a Robert De Niro, Steven Seagal, Don Johnson y, por supuesto, Lindsay Lohan.

Para comprobar si nuestro recuerdo mejora la peli, no dudaremos en comprarnos el DVD o el Blu-ray para volver evidenciar que cualquier recuerdo subjetivo de nuestra memoria siempre será mejor que la realidad.

Lluís Alba